¿Por qué las aguas residuales se están convirtiendo en un recurso valioso?

Con la escasez de agua en todo el mundo, la posibilidad de convertir las aguas residuales en agua limpia y reutilizable tiene un potencial inmenso. Para esto, la solución de membrana de Alfa Laval es eficiente y sostenible.

FECHA 2019-05-17 AUTOR Richard Orange FOTO Robert Bednarczyk & Getty images

 

 

De las bodegas californianas a las pistas de esquí del sur de Polonia, las aguas residuales se están convirtiendo en un valioso recurso en un momento en que el acceso al agua está cada vez más amenazado. 

Hacen falta casi cinco litros de agua para fabricar una sola botella de vino de California, y eso sin incluir siquiera la que se utiliza para cultivar las uvas. Por eso, entre finales de 2011 y 2014, cuando esa región sufrió la peor sequía en más de 1000 años, no es extraño que los gobiernos locales recurrieran a los vinicultores como parte de los intentos de luchar contra lo que muchos consideraban un desastre inminente.

En una de las muchas bodegas de las afueras de Paso Robles (Estados Unidos), toda el agua utilizada para la trituración, la fermentación y el embotellado ahora pasa través de un biorreactor de membrana (MBR por sus siglas en inglés), y luego los residuos se utilizan para regar césped y árboles cerca de la planta.

Tratar y reutilizar

El impulso lo dio el gobierno local de Paso Robles, que prohibió a los vinicultores locales enviar sus aguas residuales a la planta municipal de tratamiento de aguas residuales, que no está diseñada para tratar el agua con una carga biológica tan alta de hollejos y zumo de uva.

Ahora, casi la totalidad de las más de 200 bodegas de Paso Robles tienen instalados sistemas MBR. Y de acuerdo con Nick Gurieff, director de desarrollo empresarial de ventas globales de Alfa Laval, gracias a esto, la zona es más resistente a futuras sequías. “No solo es útil para el riego, también es una forma indirecta de recargar los acuíferos”, explica. “Luego pueden reutilizarla para regar los cultivos”.

Podría decirse que la sequía es la mayor amenaza individual del cambio climático. Según un informe de la ONU publicado el año pasado, alrededor de 500 millones de personas viven ya en áreas en las que el consumo de agua es el doble de los recursos hídricos renovables localmente.

Pero incluso en países del mundo avanzado, como Estados Unidos, Australia, España e Italia, la escasez de agua es un problema creciente, lo que lleva a una demanda cada vez mayor de sistemas de tratamiento MBR, que tienen la ventaja de ocupar poco espacio en comparación con otras soluciones.

Por culpa del cambio climático y los cambios en los patrones de las precipitaciones, los recursos hídricos están sometidos a mucha presión, por lo que la capacidad de reutilizar el agua allí donde sea posible va a tener una demanda mucho mayor”, predice Gurieff. “En cuanto le demos un valor al agua, veremos cómo aumenta la presión por invertir en MBR”.

Nick Gurieff, Global Sales Business Development Manager en Alfa Laval

En una estación de esquí del sur de Polonia, las mismas membranas de Alfa Laval utilizadas en California se emplean para purificar las aguas residuales y las aguas grises. Una vez que se han eliminado los sólidos y otros materiales biológicos, la separación mediante membrana purifica el agua, que luego se utiliza para producir nieve artificial en invierno y para irrigar las pistas cubiertas de hierba en verano.

El doble de beneficios

El sistema tiene una doble ventaja: evita que las aguas residuales se viertan sin tratar en los cursos de agua locales, como sucedía anteriormente, y a la vez se reduce la presión sobre los recursos hídricos de la zona. Y al tratarse de un sistema cerrado, sin olores ni ruido, cumple su cometido sin que los confiados huéspedes del complejo turístico sepan que está ahí. Existen muchos otros ejemplos de sistemas similares que desempeñan un papel crucial para el medio ambiente en todo el mundo.

De vuelta a EE. UU., las aguas residuales tratadas con MBR de una urbanización privada se venden al club de campo de al lado, donde se utilizan para regar los campos de golf, con lo que se recupera parte del coste del tratamiento.

El agua no tiene nutrientes”, explica Gurieff. “Si la tomaran de un arroyo cercano, que contiene nitrógeno y fósforo, aparecerían floraciones de algas en las fuentes de agua”.
Nick Gurieff, Global Sales Business Development Manager en Alfa Laval

El agua tratada mediante MBR también resulta ideal para utilizarla como refrigerante en procesos industriales, ya que la filtración elimina toda la materia biológica y las sales, lo que reduce el riesgo de acumulación de cal o biopelícula. En Brisbane, Australia, donde vive Gurieff, las aguas residuales domésticas purificadas se utilizan en las torres de refrigeración de la central eléctrica local. En India, Galaxy Surfactants, un productor de productos químicos que ya envía agua tratada mediante un sistema MBR de Alfa Laval a los pueblos cercanos, ahora planea usarla en sus torres de refrigeración.

El uso industrial evita lo que Gurieff llama el ”factor asco”. Muchos de sus clientes de MBR son reacios a hacer público que reutilizan aguas residuales recicladas, en especial si se usan para elementos recreativos públicos, para llenar lagos, ríos o fuentes públicas, o para alimentos. “Todo el mundo sufre de ese factor asco”, explica. “Pero debemos superarlo mejorando la educación y el conocimiento sobre lo seguras que son estas tecnologías.

Más que limpio

El agua que sale de un sistema MBR, incluso si al principio eran aguas residuales humanas, es más limpia que la que se encuentra en la mayoría de los ríos. “Está totalmente limpia de bacterias y patógenos”, destaca Gurieff.

Según su opinión, si más empresas tuvieran el valor de promocionar activamente su uso del agua reciclada, los clientes comenzarían a verla como “un paso hacia el futuro en lugar de como un secreto sucio”.

Las aguas residuales procedentes de sistemas MBR, especialmente si también se purifican con ósmosis inversa (el nivel más alto de filtración, que en principio solo permite que pase el agua), se pueden usar para lavar fruta, o incluso para beber, como se lleva haciendo muchos años en Singapur. “Es parte de su gran estrategia de lograr independencia respecto al agua”, explica Gurieff. “Han invertido una gran cantidad de dinero en relaciones públicas y han sido muy inteligentes al no llamarla ‘agua reciclada’. Se trata de ‘agua nueva’”.

San Diego, en California (EE. UU.) ha tomado prestada esta idea con su proyecto ‘agua pura’, que para 2021 pretende suministrar a la ciudad 110 millones de litros de agua reciclada al día. Según Gurieff, en el futuro las plantas de MBR se complementarán con un tratamiento de ósmosis inversa que permita reutilizar la misma agua una y otra vez para el mismo fin.

Solución eficiente de energía

En los últimos años Alfa Laval ha mejorado la eficiencia energética de sus módulos en aproximadamente un 50 %, lo que contrarresta el alto uso de energía que históricamente ha sido la principal desventaja de los sistemas MBR. “Todos estos lugares se encuentran en zonas muy soleadas, por lo que, si fuera posible empezar a usar células solares, podría comenzarse a cerrar el ciclo de producción”, dice Gurieff.

Según sus previsiones, las urbanizaciones reciclarán el agua tratada mediante MBR para limpiar inodoros, lavar vehículos y regar plantas. Sin embargo, el siguiente paso para las bodegas de California podría ser emplear aguas residuales municipales en las propias vides.

Cuando a finales de 2018 o principios de 2019 se inaugure en Paso Robles una muy esperada nueva planta municipal de tratamiento de aguas, la ciudad quiere que los vinicultores rieguen con agua que previamente haya sido agua residual.

Matt Thompson, director de recursos de aguas residuales de la ciudad, explicó a la revista Wines and Vines que el agua sería “perfectamente segura” para su uso en los viñedos. “La ciudad está totalmente decidida a reciclar sus aguas residuales”, dijo. “La cuestión no es si se va a hacer, sino cuándo se va a hacer”. 

COMPARTE EN REDES SOCIALES

 

Síguenos en       

Contribución de Alfa Laval a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por las Naciones Unidas sientan las bases sobre las que todos nosotros debemos de enfocarnos para alcanzarlos, especialmente compañías como la nuestra. Podemos decir con orgullo que Alfa Laval y nuestros equipos contribuyen de manera activa al éxito de más de la mitad de los 17 objetivos.

> Conozca la contribución de Alfa Laval a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

PRODUCT - Membrana MBR

Membrane reactor technologyBeneficios:

  • Minimiza el consumo de energía
  • Reduce las necesidades de limpieza
  • Facilita el mantenimiento
  • Maximiza la capacidad

Descubre nuestro bioreactor de Membrana MBR

 

SABÍAS QUE…

LA SEQUÍA es la mayor amenaza individual del cambio climático. Un informe recientemente publicado del Banco Mundial predice que cerca de 150 millones de personas podrían verse obligadas a abandonar sus hogares en los próximos 30 años como resultado del cambio climático, con la sequía como la amenaza más acuciante.

Here Magazine nº36

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) establecen la visión hacia la cual la humanidad necesita trabajar, ahora depende de empresas como la nuestra llevarnos allí. Lea cómo nosotros y nuestros clientes hacemos la diferencia.

Descarga la versión online Here No 36 

 

¿Te unes a marcar la direferencia?

Oportunidades Profesionales Alfa LavalEs verdad. Realmente marcamos la diferencia. Nuestras innovaciones contribuyen a todo, desde reducir las emisiones de CO2 en Rusia hasta asegurarnos de que los tomates puedan crecer en el desierto de Australia, a través del aumento del uso de la energía solar y el bombeo seguro de petróleo de los barcos hundidos.

Al unirse a Alfa Laval, trabajará con un propósito claro y elevado: mejorar las condiciones cotidianas de las personas.

> Oportunidades profesionales en Alfa Laval