Alfa Laval - Extracción de gelatina

Extracción de gelatina

La gelatina es una proteína que se obtiene del colágeno de la piel del cerdo, el cuero bovino y de los huesos animales. La gelatina es muy utilizada como agente aglutinante y gelificante en la industria alimentaria, así como en farmacia y cosmética. El proceso de producción de gelatina más habitual consta de varias fases: clarificación, fraccionamiento (la sal y otras sustancias relacionadas se eliminan mediante tecnología de ultrafiltración), concentración por evaporación y esterilización.

Gelatine extraction 640x360

Clarificación de la gelatina

Una vez extraídas las proteínas solubles en agua, es fundamental clarificar la solución de gelatina diluida hasta un mínimo de grasas y sólidos suspendidos. La fuerza centrífuga es una alternativa natural para esta clarificación y la clarificadora centrífuga Alfa Laval ofrece la flexibilidad necesaria para responder a sus necesidades específicas.

Fraccionamiento

Tras la clarificación final en filtros de tierra de diatomeas, la solución de gelatina está lista para la fase de fraccionamiento, donde se elimina la sal y otras sustancias relacionadas con el método de ultrafiltración. La ultrafiltración actúa de la misma manera que un preconcentrador.

La tecnología de ultrafiltración Alfa Laval puede adaptarse a las necesidades específicas de cualquier cliente y la concentración final depende del tipo de gelatina, el número Bloom (o fuerza de gel) y la viscosidad de la gelatina. El filtrado de membrana de Alfa Laval para la gelatina se realiza en un módulo continuado a una temperatura controlada.

Concentración

La concentración final tiene lugar en un sistema evaporador de película ascendente AlfaVap. El tiempo de retención y el perfil de temperatura determinan en gran medida la calidad del producto final.

El sistema de evaporación AlfaVap ofrece un tiempo de retención del producto muy corto, combinado con un perfil de temperatura muy suave que juntos aseguran una calidad y un color excelentes al producto.

Esterilización

Para garantizar un producto de calidad óptima, la gelatina debe esterilizarse a temperaturas de en torno a 130–140°C durante 3–4 segundos. Alfa Laval ofrece módulos de esterilización que emplean inyección directa de vapor o calentamiento indirecto del producto. En ambos casos, el tiempo de retención del producto es extremadamente breve y la energía consumida en la esterilización del producto se recupera para precalentar el producto siguiente.